Domingo Miranda

Domingo Miranda

Domingo Miranda, natural de San Ignacio del Viar (Alcalá del Río), llegó a Sevitrade en octubre de 2016. Con anterioridad trabajó como administrativo en el sector de la construcción y almacenaje. Actualmente en la empresa se encarga de la gestión de las básculas de las tres instalaciones, teniendo a su cargo a una decena de operarios, aunque él mismo también ejerce como basculista.

Como decíamos, desembarcó en Sevitrade hace ya seis años como eventual durante la campaña de la pipa, hasta que unos meses después fue contratado para el control de acceso a la Terminal Portuaria de la Esclusa. Reconoce que fue un cambio drástico, pasar de la oficina a una garita pero, gracias a su tesón, se adaptó. Allí fue aprendiendo sobre el funcionamiento de la logística portuaria y la labor del departamento de Expediciones, más relacionado con sus anteriores ocupaciones profesionales. Al cabo de un año, pasó a báscula y, desde abril de 2018, es el encargado de las siete que la empresa tiene distribuidas por sus tres instalaciones.

En cuanto a Sevitrade, esta ha vivido un gran cambio desde unos años atrás, especialmente 2017. Cada año se mantiene una media de un millón de toneladas manipuladas y más de cincuenta camiones atendidos al día. Se ha orquestado un gran cambio, pasando de ser una empresa con una zona de influencia local a, gracias a los clientes a los cuales les trabaja, una que atiende a todo el sur de España y varias multinacionales. Recuerda las horas más difíciles de la pandemia, en marzo y abril de 2020, cuando a pie de muelle siguieron él y sus compañeros/as atendiendo la llegada de mercancías.

Sobre sus relaciones personales y la conciliación laboral, reconoce que en Sevitrade, como muchos/as otros/as, ha encontrado estabilidad en todos los ámbitos. Domingo, admite, se encuentra cómodo y satisfecho con el buen ambiente laboral que existe. Nos menciona que lo mejor que tiene su puesto es que se interrelaciona con todos los departamentos de la empresa, además de clientes. Es difícil que no haya tenido contacto con todos/as.

Su día a día está inmerso en grabar matrículas de camiones, recontar toneladas de mercancías, indicar a los/as camioneros/as donde tienen de cargar/descargar, emitir albaranes, etc. Domingo, como sus compañeros/as del departamento de Expediciones, es uno de los rostros más visibles de la empresa de cara a los clientes.

Sin Comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados.