David Sánchez

David Sánchez

David Sánchez, natural de Sevilla, empezó a familiarizarse con el Puerto de Sevilla cuando en 2013 entró a trabajar, como eventual, en el control de mercancías a los muelles públicos.

Sin embargo, hace algunos años se le abrió la posibilidad de entrar en Sevitrade para la inspección del estado de los cereales y naves (humedades, etc.), para lo cual su experiencia anterior fue muy valorada. En 2017 pasó a plantilla como fijo, para mayor seguridad personal y estabilidad familiar.

Desde entonces, en la Terminal Logística de Líquidos ocupa el puesto de operario. En sus tres años y medio ha sido testigo de las dos últimas ampliaciones de dicha instalación, además de la recogida allí de la peligrosa planta invasora camalote, que tanto amenaza al ecosistema de la dársena del Guadalquivir.

Con el volumen de mercancías que actualmente en la empresa hay, espera jubilarse en ella. En la mencionada terminal se encarga de solucionar los problemas que puedan darse con las básculas, supervisar que los tanques no rebosen, cargar los camiones, abrir las llaves de los depositos, poner las mangueras para los buques, arreglar las bombas cargadoras, etc.

Reconoce que en el pantalán, como a la instalación del Cuarto se la conoce, hay mucho trabajo, pero aunque solo ocho personas la atienden, la automatización y recientes inversiones de la misma facilitan las operaciones.

Admite que la conciliación familiar es difícil por los horarios de los buques, que pueden llegar de madrugada y que dependen de los horarios de las mareas. No obstante, es fiel a sus responsabilidades y cada campaña siempre es una motivación para seguir ofreciendo un gran servicio, el que hizo que en Sevitrade se fijaran en él.

 

Sin Comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados.